Reseña de «Elric de Melniboné», de Michael Moorcock

«Las profecías dicen que Elric, el emperador albino, traerá la desgracia a la isla de Melniboné en la que gobierna. Cuando Yyrkoon, el primo de Elric y heredero al trono, decide tenderle una trampa para hacerse con el Imperio, desencadena una serie de acontecimientos que pondrán en peligro el equilibrio entre el Orden y el Caos en todo el Multiverso».


El antiguo reino de Melniboné, antaño esplendoroso, pasa ahora por una etapa de decadencia. Elric es su emperador, un semihumano albino y de constitución débil, de ideas innovadores que se contraponen a las crueles tradiciones del reino. Esto generará recelos entre los melniboneses, y especialmente en Yyrkoon, su primo, quien primero intentará arrebatarle el trono y después secuestrará a su amante, Cymoril.

Se iniciará entonces la persecución del traidor, y Elric se verá obligado a pedir ayuda a los espíritus, a pactar con demonios y a viajar a dimensiones desconocidas con el propósito de hacerse con las espadas gemelas Tormentosa y Enlutada.

Logrará su cometido, pero este será solo el principio de su historia.


Elric de Melniboné es el personaje más famoso de Michael Moorcock, uno de los mayores exponentes de la fantasía épica moderna. Moorcock construye un relato ameno de leer, no muy largo (unas 160 páginas), muy original al presentar a un protagonista distinto y complejo, y también un mundo denso, con diferentes planos por los que viajarán los personajes, y en el que convivirán con espíritus, demonios y otras criaturas. También abundan los objetos mágicos de gran poder, como las espadas gemelas Tormentosa y Enlutada, o El Barco que Navega Sobre Mares y Sobre Tierras.

Especialmente conoceremos Melniboné, situada en la Isla del Dragón, y su capital, Imrryr, la Ciudad de Ensueño, con sus cavernas de dragones, sus galeras doradas y su laberíntico puerto.

Lo que más me ha gustado de esta historia es la imagen que se da de Melniboné. No se trata de un pueblo pacífico y bondadoso, sino que sus costumbres son oscuras, rudas y severas. Y a pesar de ser el reino más avanzado de su tiempo, no ven con buenos ojos la afición de su emperador a la lectura. Creo que esto dota a Melniboné de una personalidad propia que raramente se suele ver en otras novelas fuera de los villanos.

Por este motivo la novela me ha enganchado desde el principio hasta el final, con un desenlace que te deja con ganas de leer los siguientes libros de la saga y conocer qué sucede con Elric y su reino.

Realmente no le pondría ninguna pega. Quizá que mostrara un poco más cómo es el resto del mundo, pero supongo que eso ocurrirá en las siguientes novelas. Mi conclusión es que se trata de una novela imprescindible para todos aquellos amantes de la fantasía épica a los que les gusten las tramas oscuras e intensas.

La semana que viene traeré la reseña de Un mago de Terramar, de Ursula K. Le Guin, un clásico del género fantástico.

Espero que os haya gustado la reseña y os animéis a leer la novela. Y los que ya lo habéis hecho, no dudéis en compartir vuestra opinión en los comentarios.

¡Hasta la próxima!

13 comentarios sobre “Reseña de «Elric de Melniboné», de Michael Moorcock

  1. Desde hace mucho tiempo me había llamado la atención ese libro, pero nunca me había decidido a buscarlo o comprarlo. Ahora tengo más ganas de leerlo. Gracias por tu excelente reseña, Guillermo 😁

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo llegué hasta el tercero, “Marinero de los mares del destino” y después dejó de interesarme. Concuerdo contigo que la primera novela tiene varios elementos que animan a continuar pero después, y más bien pronto que tarde, empecé a tener la sensación más de novela de aventuras en las que los personajes me empezaron a parecer algo toscos, tomando decisiones muy pueriles o incluso estúpidas en favor de que “pasen cosas”. Ya sabes, por ejemplo: oh, una tenebrosa cueva llena de potenciales peligros de la que seguro que no salimos vivos, y un camino seguro por el que llegar a casa… ¿por dónde vamos? Por la cueva, hombre, por dónde si no, ¡que si no no pasan cosas! 😛 Eso sí, ha salido la noticia de que habrá adaptación televisiva y esto no me lo pierdo yo, o incluso relea la saga para la ocasión igual que ahora ando revisando Geralt. ¿Estaré de acurdo conmigo misma entonces? Veremos. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola Guillermo. Gracias por seguirme. Has escrito una buena reseña. Elric de Melniboné es uno de mis libros favoritos. Un detalle que quería compartir con todos vosotros es la reciente sensación que tuve al terminar de leer Gormenghast de Mervyn Peake. Moorcock siempre dijo que para crear Elric había leído ampliamente toda clase de libros, y me parece que su influencia definitiva en este caso fue la obra de Peake. Tanto el escenario, los temas subyacentes y la mayoría de personajes principales son compartidos en ambas obras, con la única diferencia del tiempo en que fueron escritos y del género. ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

Responder a Sebastian Mora Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s