«Las doce maldiciones de Anna Salt», una historia al estilo de Harry Potter

«El tribunal ha decidido imponer la pena máxima. La acusada recibirá doce maldiciones, una sobre otra».

Estas palabras era todo lo que recordaba Anna cuando recuperó la conciencia. Pero para entonces se encontraba en una charca. Y sus manos no eran como las recordaba. Ni sus piernas. Ni tampoco su cabeza. ¡Se había convertido en una rana!

© Todos los derechos reservados


¿Os ha gustado? Cada día voy a compartir con vosotros una idea o proyecto en el que esté trabajando. Vuestro apoyo es muy importante, así que decidme en los comentarios qué os ha parecido. Si llegamos a 50 “Me gusta”, os traeré más contenido relacionado con «Las doce maldiciones de Anna Salt».

¡Hasta la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s